¡Precio rebajado! Crisol y su estrella: Un cuento sobre la confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir) Ver más grande

Crisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir)

15055

EN STOCK

Un cuento sobre la CONFIANZA EN UNO MISMO y la AUTOESTIMA.

En un lugar del universo llamado Tierra Cristal, vivía un pueblo que hablaba con las estrellas. Los ancianos enseñaban a los niños desde muy pequeños a comunicarse con ellas, pero no con palabras, sino con pensamientos. Cuando un niño de Tierra Cristal cumplía siete años, se hacía una gran fiesta y escogía una estrella con la que tenía que aprender a comunicarse. Crisol estaba nervioso, porque esa noche celebraba su fiesta de cumpleaños y después elegiría su estrella. 

COLECCIÓN CUENTOS PARA SENTIR

Más detalles

8,51 €

-5%

8,95 €

Datos del libro

TítuloCrisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima
Edad recomendada:De 4 a 8 años
Nº de páginas:32
Encuadernación:Tapa blanda
Autor/a:IBARROLA, BEGOÑA
Editorial:SM
Colección:Cuentos para sentir
ISBN:978-84-675-0735-5
Rango de edad+ 3 años

Más información

Crisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir)

Crisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir) pertenece a una colección de cuentos que reflejan las reacciones de los más pequeños ante situaciones de la vida cotidiana, como la timidez, el miedo, los celos... Además de una actividad plástica sencilla, hay unas orientaciones realizadas por un psicólogo sobre el tema del que trata la historia, que serán útiles para padres y maestros. 

Opiniones sobre este producto

Escribe tu opinión

Crisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir)

Crisol y su estrella. Confianza en uno mismo y la autoestima (Cuentos para sentir)

Un cuento sobre la CONFIANZA EN UNO MISMO y la AUTOESTIMA.

En un lugar del universo llamado Tierra Cristal, vivía un pueblo que hablaba con las estrellas. Los ancianos enseñaban a los niños desde muy pequeños a comunicarse con ellas, pero no con palabras, sino con pensamientos. Cuando un niño de Tierra Cristal cumplía siete años, se hacía una gran fiesta y escogía una estrella con la que tenía que aprender a comunicarse. Crisol estaba nervioso, porque esa noche celebraba su fiesta de cumpleaños y después elegiría su estrella. 

COLECCIÓN CUENTOS PARA SENTIR

Escribe tu opinión

Te ayudamos

Novedades